¿Quién fue Paracelso?

July 4, 2018

Theophrastus Phillippus Aureolus Bombastus von Hohenheim, más conocido como Paracelso, cuyo significado es semejante a Celso, por un médico romano del siglo I, fue un alquimista, médico y astrólogo suizo que se destacó durante el siglo XVI y que con el tiempo se convertiría en una auténtica leyenda por sus aportes a la ciencia.

 

Paracelso nació el 10 de noviembre del año 1493 en Zúrich, hijo de Wilhelm Bombast von Hohenheim, médico y alquimista también, de quien heredaría la profesión.

 

Estudió en la Universidad de Basilea, en Viena y se doctoró en la Universidad de Ferrara, aunque, mantendría una importante distancia respecto de la enseñanza reglada de la época, incluso cuestionando la autoridad de los textos clásicos; Paracelso era partidario de una enseñanza un poco más experimental que atendiese el saber popular por sobre todas las cosas.

 

Decidido a predicar con el ejemplo, (lo que pensaba era lo que hacía), Paracelso volcó al campo de la mineralogía casi todos sus experimentos.

Produjo medicamentos y remedios con la ayuda de varios minerales, inclusive la medicina le debe muchísimo ya que introdujo el término sinovial, por el líquido que lubrica las articulaciones; estudió y descubrió varias afecciones tales como el bocio y la sífilis y para combatirlas uso el azufre y el mercurio; asoció los temperamentos galénicos a los sabores fundamentales: dulce (tranquilo/flemático), amargo (colérico), salado (sanguíneo/dicharachero), ácido (melancólico).

De alguna manera fue un precursor de lo que hoy conocemos como homeopatía.

 

Y en lo que respecta al campo de la Alquimia, Paracelso introdujo la idea que los cuatro elementos, agua, tierra, aire y fuego, pertenecían a criaturas fantásticas que existieron antes del mundo.

 

Su máxima obra fue el Gran Libro de la Cirugía. Aquí les dejamos un texto, de sus abundantes publicaciones.

 

 

 

 

 

Las Siete Reglas de Paracelso

 

“Lo que está cerca de la perfección,

fácilmente se lleva a la perfección”.

(Cánones filosóficos de Paracelso)

 

 

1. Lo primero es mejorar la salud.

 

Para ello hay que respirar con la mayor frecuencia posible, honda y rítmicamente, llenando bien los pulmones, al aire libre o asomado a una ventana.

Beber diariamente en pequeños sorbos, dos litros de agua, comer muchas frutas, masticar los alimentos del modo más perfecto posible, evitar el alcohol, el tabaco y las medicinas, a menos que estuvieras por alguna causa grave sometido a un tratamiento. Bañarte diariamente, es un hábito que debes a tu propia dignidad.

 

2. Desterrar absolutamente de tu ánimo, por más motivos que existan, toda idea de pesimismo, rencor, odio, tedio, tristeza, venganza y pobreza.

 

Huir como de la peste de toda ocasión de tratar a personas maldicientes, viciosas, ruines, murmuradoras, indolentes, chismosas, vanidosas o vulgares e inferiores por natural bajeza desentendimiento o por tópicos sensualistas que forman la base de sus discursos u ocupaciones.

La observancia de esta regla es de importancia decisiva: se trata de cambiar la espiritual contextura de tu alma.

Es el único medio de cambiar tu destino, pues este depende de nuestros actos y pensamientos. El azar no existe.

 

3. Haz todo el bien posible.

 

Auxilia a todo desgraciado siempre que puedas, pero jamás tengas debilidades por ninguna persona. Debes cuidar tus propias energías y huir de todo sentimentalismo.

 

4. Hay que olvidar toda ofensa, más aún, esfuérzate por pensar bien del mayor enemigo. Tu alma es un templo que no debe ser jamás profanado por el odio.

 

Todos los grandes seres se han dejado guiar por esa suave voz interior, pero no te hablara así de pronto, tienes que prepararte por un tiempo; destruir las superpuestas capas de viejos hábitos, pensamientos y errores que pesan sobre tu espíritu, que es divino y perfecto en sí, pero impotente por lo imperfecto del vehículo que le ofreces hoy para manifestarse, la carne flaca.

 

5. Debes recogerte todos los días en donde nadie pueda turbarte, siquiera por media hora.

 

Sentarte lo más cómodamente posible con los ojos medio entornados y no pensar en nada. Esto fortifica enérgicamente el cerebro y el Espíritu y te pondrá en contacto con las buenas influencias.

En este estado de recogimiento y silencio, suele ocurrírsenos a veces luminosas ideas, susceptibles de cambiar toda una existencia.

Con el tiempo todos los problemas que se presentan serán resueltos victoriosamente por una voz interior que te guiará en tales instantes de silencio, a solas con tu conciencia. Ese es el daimon del que habla Sócrates.

 

6. Debes guardar absoluto silencio de todos tus asuntos personales.

 

Abstenerse, como si hubieras hecho juramento solemne, de referir a los demás aun de tus más íntimos todo cuanto pienses, oigas, sepas, aprendas, sospeches o descubras.

Por un largo tiempo al menos debes ser como casa tapiada o jardín sellado. Es regla de suma importancia.

 

 

7. Jamás temas a los hombres ni te inspire sobresalto el día de mañana.

 

Ten tu alma fuerte y limpia y todo te saldrá bien. Jamás te creas solo, ni débil, porque hay detrás de ti ejércitos poderosos, que no concibes ni en sueños. Si elevas tu espíritu no habrá mal que pueda tocarte.

El único enemigo a quien debes temer es a ti mismo.  El miedo y desconfianza en el futuro son madres funestas de todos los fracasos, atraen las malas influencias y con ellas el desastre.

 

Si estudias atentamente a las personas de buena suerte, veras que intuitivamente, observan gran parte de las reglas que anteceden.

Muchas de las que alegan gran riqueza, muy cierto es que no son del todo buenas personas, en el sentido recto, pero poseen muchas virtudes que arriba se mencionan.

 

Por otra parte, la riqueza no es sinónimo de dicha; Puede ser uno de los factores que a ella conduce, por el poder que nos da para ejercer grandes y nobles obras; pero la dicha más duradera solo se consigue por otros caminos; allí donde nunca impera el antiguo Satán de la leyenda, cuyo verdadero nombre es el egoísmo.

 

El viento no puede agitar una montaña. Ni el elogio ni la culpa mueven al hombre sabio.

 

 

*****************************************

Hasta la próxima

 

Lic. Raúl E. Pérez

 

******************************

 

Las informaciones contenidas en este boletín se publican únicamente con fines informativos y no pueden ser consideradas como recomendaciones médicas personalizadas. No debe seguirse ningún tratamiento basándose únicamente en el contenido de este e-letter, y se recomienda al lector que, para cualquier asunto relacionado con su salud y bienestar, consulte con profesionales sanitarios debidamente acreditados ante las autoridades sanitarias.

Copyright © 2018. Cambio de Vida.

 

Se puede compartir, comunicar o reproducir toda la información publicada en estos boletines, siempre que se cite la fuente y referencia.

 

******************************

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

¿QUÉ ES LA ASTROLOGÍA Y LA CARTA NATAL?

February 7, 2018

1/1
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square